Suspensiones por invasión de banquetas alcanzan ahora a vulcanizadoras de San Nicolás

Por tercer día consecutivo el Gobierno de San Nicolás inició procedimientos legales contra quienes invaden las banquetas del municipio.

Ahora fueron las vulcanizadoras que existen en la Ciudad las que este jueves empezaron a ser cerradas al aplicar sellos de suspensión por parte de personal de la Dirección General de Inspección Municipal ante reportes por faltas a los reglamentos municipales.

La vulcanizadora San Cristóbal, ubicada en la Avenida San Ignacio de Loyola y la calle Orión, de la Colonia Villas de San Cristóbal, había sido señalada por vecinos en repetidas ocasiones por invasión de la banqueta, lo que propició que se procediera a su clausura.

Al llegar al lugar, el personal de la Dirección de Inspección y Vigilancia constató que sobre la banqueta del negocio estaba colocada más de una decena de llantas usadas, así como rines, sillas, un toldo y diversa herramienta, que hacían imposible transitar sin tener que bajarse a la calle.

Además, el local forma parte de una casa habitación que había sido habilitado como vulcanizadora, por lo que tras la clausura con suspensión, el propietario del negocio cuenta con 10 días hábiles para presentar la factibilidad de uso de suelo ante la Secretaría de Desarrollo Urbano de San Nicolás.

Como dato relevante, al lado de este negocio, existe otra vulcanizadora de nombre Chinto, que permaneció trabajando normalmente al no incumplir con los reglamentos municipales.

Trascendió que en todo el municipio existen poco más de 100 vulcanizadoras, las cuales serán visitadas para verificar que todas y cada una de ellas cumplan con el ordenamiento legal de garantizar el libre paso del peatón, así como de quienes utilizan sillas de ruedas, andadores o carriolas.

Esta suspensión es una más de las acciones del mes de la Cero Tolerancia, emprendidas desde el 1 de Marzo por el alcalde Víctor Fuentes Solís en la Ciudad, día desde el cual se han suspendido casetas telefónicas y anuncios publicitarios colocados sobre la banqueta llamados mupis.