Reconocen sus 30 años al servicio de Bomberos de San Nicolás

Luego de estar prácticamente en el ojo de varios huracanes, de salvar innumerable cantidad de vidas y de abrirse paso entre las llamas de un sinfín de incendios durante 30 años ininterrumpidos, el Capitán José Rubén Melchor Luna dijo adiós a los Bomberos de San Nicolás, corporación en la que sirvió desde 1986, para pasar a ser este miércoles jubilado de este Heroico Cuerpo de Rescate.

En una sencilla, pero emotiva ceremonia en la que fue despedido por 40 personas entre familia, compañeros y directores, “Chon” como cariñosamente es llamado por mucha gente, se enfundó por última vez en su uniforme de Protección Civil Municipal.

Con un reconocimiento consistente en una placa colocada sobre cristal, una comida en su honor y la entrega del casco que usaba en la corporación, el homenajeado agradeció a nombre propio y de su familia todo lo que recibió desde que inició como bombero un 12 de marzo de 1986, hasta convertirse en capitán, y terminar su carrera 30 años después.

“A lo largo de este tiempo viste y viviste muchos incendios, inundaciones, accidentes y muchas más tragedias que gracias a Dios estás vivo para contarnos, hoy que te retiras para vivir en paz con tu familia te queremos decir que has sido para todos nosotros, no sólo un compañero, sino un amigo que ha dejado su huella silenciosa y generosa en nuestras vidas”, expresó Luis Alberto Guerrero Flores.

El Director de Protección Civil y Bomberos de San Nicolás agregó que Melchor Luna es un ejemplo de perseverancia e indicó que el paso en la corporación de rescate no termina hoy, pues aunque las distancias físicas sean grandes, la cercanía será espiritual, pues así es siempre entre los grandes amigos.