Proponen medidas mínimas de seguridad para cajeros ubicados en plazas comerciales y tiendas de conveniencia

Por considerar que las tiendas de conveniencia, almacenes departamentales, farmacias y/o establecimientos comerciales, no cuentan con la infraestructura adecuada para garantizar la seguridad e integridad de los clientes y empleados, así como por no contar con medidas preventivas como seguridad privada, además de que su horario de operación es mayor al de las sucursales bancarias e incluso algunos abren 24 horas, el Cabildo de San Nicolás propuso una serie de condiciones mínimas de seguridad para la instalación de cajeros automáticos bancarios en estos negocios.

            Durante la vigésima segunda sesión ordinaria del Cabildo nicolaíta fue aprobada por unanimidad la propuesta del presidente municipal, Víctor Fuentes Solís, la cual se fundamenta en los hechos delictivos registrados en todo el Estado dentro tiendas de conveniencia, en donde los delincuentes sustraen completamente los cajeros automáticos bancarios que se encuentran dentro de las instalaciones, aprovechando la nula seguridad de ese tipos de negocios para el manejo y custodia de cantidades grandes de efectivo.

            “Es algo que habíamos advertido en las reuniones de seguridad, las facilidades que tienen los delincuentes en los establecimientos, tiendas de autoservicio y de conveniencia, además de la poca preocupación y seguimiento que le dan a las denuncias de los robos y la enorme tentación que levantan las grandes cantidades de dinero que se encuentran en los cajeros y lo fácil que es sustraerlos”, dijo el edil.

            “No podemos esperar ya la respuesta por parte del Estado, así es que nos dimos a la tarea, más con lo que lamentablemente sucedió con nuestro elemento de Policía, de ponernos las pilas y ponernos a trabajar en el tema para hacer una reforma en el Reglamento de Desarrollo Urbano del Municipio donde se establezcan las condiciones mínimas de seguridad que salvaguarden la seguridad de los empleados, de los clientes y de los elementos de Policía que acudan a un llamado de auxilio”, agregó.

Entre las condiciones mínimas de seguridad que deben de tener los establecimientos para la instalación de cajeros automáticos bancarios en tiendas de conveniencia, almacenes departamentales, farmacias y/o establecimientos comerciales, están contar con personal de seguridad privada las 24 horas del día, tener cámaras de circuito cerrado conectadas al Sistema de Seguridad denominado C4, e instalar alarmas de movimiento.

También se establece que el Departamento Jurídico del establecimiento debe presentar y dar seguimiento a las denuncias de robo; el manejo diario de efectivo no debe ser mayor a cien mil pesos y no debe haber más de dos mil pesos en efectivo en la caja registradora.

De igual manera debe existir una caja de seguridad interna para depositar el efectivo de los cortes que sean necesarios para no tener más del mínimo establecido en caja.

Esta propuesta será puesta a consulta pública por un término de cinco días; una vez concluido este plazo y tras analizar las sugerencias recibidas, será presentada nuevamente al Cabildo para ser votada y en caso de ser aprobada, pueda entrar en vigor.