PRESENTAN PROGRAMA PLUVIAL INTEGRAL, MUNICIPIOS DE SAN NICOLÁS Y ESCOBEDO

Con la finalidad de evitar inundaciones en las colonias que colindan entre San Nicolás y Escobedo, ambos municipios dieron a conocer un Programa Pluvial Integral, que consiste en la construcción de seis presas retenedoras de agua, así como el proyecto pluvial Vía Torreón de tres mil metros lineales.

En la colonia El Mirador, la alcaldesa de Escobedo, Clara Luz Flores Carrales y el edil de San Nicolás, Víctor Fuentes Solís, firmaron la carta de intención para iniciar los trabajos de construcción en un mes y medio.

El alcalde nicolaíta explicó que en la primera etapa, que incluye la construcción de seis represas, de un total de 17, se invertirán casi cuatro millones de pesos y se planea concluir la obra completa en dos años aproximadamente.

“En San Nicolás iniciamos con recursos propios, con el apoyo de  empresas socialmente responsables, para iniciar vamos a invertir cuatro millones de pesos en las represas, se requiere bastante más dinero para el pluvial pero ese se construirá posteriormente, lo que los expertos recomiendan es construir represas para contener el agua y que no llegue abajo con tanta fuerza para evitar las inundaciones”, dijo.

La alcaldesa de Escobedo aclaró que el plan integral incluye un drenaje pluvial que se proyecta construir a un lado de las vías del tren, sobre la avenida Acueducto, mismo que captaría el agua que baja de los cerros ubicados en ambos municipios.

“Lo que estamos haciendo para el pluvial, es un proyecto conjunto para realizarlo entre los dos municipios y rediseñar las vialidades y generar un mejor entorno para la zona”, señaló.

Con este proyecto se beneficiarán 42 mil 300 habitantes de San Nicolás y 64 mil 500 de Escobedo. Entre estas destacan El Mirador, Tabachines, Villa Azul, Iturbide, Residencial Periférico, Estación Ramón Treviño, Getsemaní y Casa Bella, en el Municipio de San Nicolás.

Así como Girasoles, Fomerrey 9, Balcones de Anáhuac, La Gasca, Nexus, Felipe Carrillo, Valle Norte y Lomas de Aztlán, del Municipio de Escobedo.

Para el diseño del proyecto se contó con el  apoyo de la Facultad de Ingeniería Civil de la UANL.