Invertirán 4.2 millones para repavimentar Av. Santa Rosa

Luego de llegar a un acuerdo de colaboración con las empresas de la zona, el alcalde Víctor Fuentes Solís anunció una inversión tripartita para reparar de manera integral el tramo más afectado de la Av. Antiguo Camino a Santa Rosa, el cual deberá quedar listo en un plazo de tres meses aproximadamente.

Con esta obra, la cual tendrá una inversión superior a los 4.2 millones de pesos, se acabará la pesadilla de miles de automovilistas y conductores de transporte pesado, pues la circulación por esta arteria en la actualidad se ha vuelto sumamente complicada.

“Esto ya era una necesidad muy importante, me da mucho agrado ver que hemos ganado la confianza de muchas empresas, anteriormente había algunas que ni siquiera el predial pagaban, ahora no sólo nos pagan, hemos generado un clima de diálogo con ellos para que nos ayuden en estas obras”, dijo el edil.

“Hemos estado platicando con Ternium y con los dueños del Parque Kalos y ellos van a poner la tercera parte cada uno y nosotros vamos a poner la otra parte, eso nos manda un muy buen mensaje, que están confiando en este gobierno”, agregó.

Fuentes Solís recordó que hace poco más de dos meses quedó reparada la parte de la Avenida Antiguo Camino a Santa Rosa en su entronque con López Mateos y que esta es la segunda fase de esa rehabilitación integral, la cual se prolongará a lo largo de 600 metros, 14 de ancho y un área total de 8,400 metros cuadrados de pavimento nuevo, hasta los límites con el municipio de Apodaca.

El munícipe comentó que cerca del 80 por ciento de los vehículos que circulan por esta avenida son de carga pesada y a pesar de es mínima la cantidad de los tráileres que se dirige a las empresas que aportarán recursos para su reparación, de todos modos decidieron apoyar al Gobierno Municipal para crear un fondo y cristalizar la repavimentación.

El Secretario de Obras Públicas nicolaíta, Rubén López Lara, dio a conocer que la instrucción del alcalde es no cerrar en ningún momento la circulación total de esta avenida, por lo que se trabajará en alas para que el tránsito siga fluyendo de manera permanente mientras los trabajos se llevan a cabo.

“Lo que vamos a hacer es retirar una capa de 10 centímetros de espesor de pavimento existente que ya no sirve y luego se realizará un fresado de superficie de 20 centímetros, con material nuevo de base hidráulica, mezclándolo con cemento para hacer una base estabilizada que es la que soportará todo el tránsito pesado”, explicó el funcionario.

“Sobre esta base se instalará una carpeta de concreto asfáltico con capa de siete fierros de alta capacidad y finalmente se colocará una superficie de rodamiento con un material muy duro como es el granito o escoria de fundición, el cual no se pule y no provoca derrapes”, indicó López Lara.