Inauguran nueva red de drenaje pluvial al oriente del municipio que beneficia de manera directa a 16 mil personas

Con la entrega de la obra de drenaje pluvial inaugurada por el alcalde Víctor Fuentes Solís en la Colonia Blas Chumacero, los problemas de encharcamientos e inundaciones que padecían durante la época de lluvias los residentes de este populoso sector de San Nicolás han quedado en el pasado.

Este sábado, a los vecinos de las Colonias Blas Chumacero, Parque La Talaverna y Miguel Alemán,les “supo a Gloria” la noticia de que tanto ellos, como sus casas y su patrimonio estarán a salvo del agua que ante cualquier lluvia intensa constantemente amenazaba con entrar a sus hogares.

El nuevo drenaje pluvial inició en la calle Peinadores (conocida como Bonifacio Salinas después de la Avenida Unión), y se prolonga a lo largo de 460 metros por esta arteria, desde Apolo, hasta la Calle Séptima, con tubería de 1.52 metros de diámetro.

De manera simultánea fueron construidos tres pozos de visita, cuatro imbornales y dos rejillas metálicas de 15.00 y 9.00 metros lineales por 2.00 de ancho.

En la realización de esta obra hidráulica, que beneficia directamente a 16 mil habitantes, fueron invertidos 12 millones 300 mil pesos, recursos que le tocó al presidente municipal gestionar como era diputado federal en el año 2015.

“Esta obra es un gran colector que soluciona el problema de 60 calles, a éste le iremos conectando una cantidad importante de ramales para solucionar el problema de más de 100 mil habitantes de 400 calles que comprenden toda la zona nor-oriente del municipio, desde Rómulo Garza a Miguel Alemán y hasta el límite con Avenida Las Américas”, dijo el edil.

“La composición geográfica de San Nicolás es un lomerío, y aunque pareciera plano, hay muchos desniveles cuyas pendientes van generando encharcamientos y problemas que luego los gobiernos posteriores, ante la falta de responsabilidad de los urbanizadores que hicieron la colonia, tenemos que solucionar”, agregó.