Brindan ayuda con evento a quienes sufren Ludopatía

Porque la adicción a los juegos de azar puede ser igual o peor de peligrosa que las drogas, el cigarro o el alcohol, el Municipio de San Nicolás organizó un evento para ayudar prevenir y hacerle frente a esta conducta, la cual puede llegar a ser incontrolable, persistente, progresiva y altamente dañina.

Reunidos en el auditorio del Museo San Nicolás, poco más de 100 personas escucharon las ponencias de los representantes de diversas instituciones especializadas en apoyar a quienes tienen este padecimiento y a varias mujeres que mediante sus testimonios narraron cómo habían caído en esta enfermedad.

El alcalde Víctor Fuentes Solís afirmó que en San Nicolás no existe actualmente ningún casino abierto y el Municipio se ha dado a la tarea de cerrar más de 15 loterías clandestinas y recoger alrededor de 100 maquinitas tragamonedas para alejar a los niños de este mal potencial.

“La ludopatía es una enfermedad que se ha ido agravando y desarrollando desgraciadamente en la comunidad, en San Nicolás estamos trabajando en dos vías, una es esta, la preventiva y la otra es la remedial, por una parte en la atención de los que ya cayeron en ella y la otra es quitando la tentación”, dijo el edil.

“Estamos intentando por todos lo frentes combatir este mal, hemos entablado una batalla directa contra las casas de empeño, donde muchas de las personas que padecen ludopatía, van y empeñan para poder seguir jugando, además de que encontramos en éstas, una importante cantidad de personas que hurtaban e iban y lo depositaban ahí”, agregó.

Durante la ponencia de los representantes del Centro de Atención Primaria en Adicciones, dependiente de la Secretaría de Salud Federal, y de los colaboradores del Centro de Integración Juvenil se dieron a conocer los puntos para poder identificar problemas de ludopatía.

La preocupación excesiva por el juego, la necesidad de jugar con cantidades cada vez más grandes de dinero para conseguir el grado de excitación deseado, el fracaso repetido de los esfuerzos por controlar, interrumpir o detener el juego, la inquietud o irritabilidad cuando intentan disuadirlo de interrumpir el juego y cuando el apostar se utiliza como estrategia para escapar de los problemas, son algunos de los síntomas que se mencionaron en las ponencias.

Así mismo, se enumeraron otros factores como el que después de perder dinero, se vuelve otro día para intentar recuperarlo, engañar a familiares y amigos sobre qué tan involucrados están en el juego e incluso cometer actos ilegales como robo, falsificación o fraude.

Los teléfonos de los centros en San Nicolás especializados en atender esta conducta son el 1404-0927 del Centro del Integración Juvenil, el 811-688-1454 del Grupo Sólo por Hoy de Jugadores Anónimos y el 8345-4326 de la Dirección de Salud Mental y Adicciones.