Anuncian nuevo plan de austeridad en San Nicolás

Un nuevo plan de austeridad en el Municipio de San Nicolás, que se suma a la reducción en el número de secretarías y al adelgazamiento de la nómina, fue anunciado este domingo por el alcalde Víctor Fuentes Solís.

El ahorro llegará esta vez al rubro de los vehículos del gobierno municipal, pues se realizará una disminución del parque vehicular en todas las secretarías, hasta completar 102 unidades menos de las que recibieron al iniciar la actual administración, con lo cual se economizará al año una cantidad pronosticada de 11 millones 638 mil 534 pesos.

“Cuando comenzamos en noviembre del 2015 teníamos 544 vehículos, para el próximo viernes sólo tendremos 442 unidades, esto forma parte de una primera etapa; pensamos seguir apretando y vamos a continuar con el retiro de todos los choferes del Municipio”, agregó.

El presidente municipal indicó que de cerca de 50 personas que se desempeñan actualmente como choferes en San Nicolás, quedará solamente un grupo de 10 que integrarán un centro de mensajería que dará servicio a todas las dependencias.

Esta nueva unidad contará con siete vehículos y tres motocicletas para repartos, esto, explicó el munícipe, abaratará el costo de seguros y viajes, y vendrán a incrementar la cantidad del parque vehicular que recientemente fue renovado con 100 patrullas nuevas para POLISAN, 20 unidades nuevas para Movilidad Urbana (Tránsito), 13 unidades para la Dirección General de Inspección y 80 unidades nuevas para todas las Secretarías.

“Aunque estamos reduciendo el número de vehículos en total, vamos a subir las unidades operativas de las Secretarías de Seguridad y Servicios Públicos y a bajar el número de vehículos administrativos”, dijo el edil.

Se dio a conocer que el ahorro anual de este nuevo plan de austeridad se dará gracias a los conceptos de combustible, mantenimiento de vehículos, tenencia y prima de seguros y fianzas.

Trascendió que con la entrada en vigor del nuevo centro de mensajería municipal, los únicos que contarán con asistentes que conduzcan sus vehículos oficiales, serán el alcalde y el Secretario de Seguridad, esto por razones relacionadas directamente con su labor.

De acuerdo al replanteamiento de administración municipal, explicó Fuentes Solís, los 40 choferes que ya no realizarán esta función serán reubicados ofreciéndoles la oportunidad de integrase a las Direcciones de Policía, Tránsito, Inspección o Servicios Públicos.