ANTE REGISTRO DE SISMOS MODIFICAN REGLAMENTO DE PROTECCIÓN CIVIL

Las circunstancias que en fechas recientes se han presentado en la Entidad, donde en lo que va del año se han sido registrados aproximadamente 40 temblores de diversa intensidad, llevaron a las comisiones de Reglamentación y Gobernación y de Protección Civil de San Nicolás a proponer reformar el Reglamento de Protección Civil municipal, para adaptarlo a las condiciones actuales en materia de sismos.

Durante la trigésima séptima sesión ordinaria del Cabildo nicolaíta, ambas comisiones presentaron unidas el dictamen donde proponían reformar algunos artículos del mencionado Reglamento, luego de haber llevado a cabo el estudio y análisis de las propuestas presentadas durante la consulta pública a la que éste fue sometido.

Luego de que el alcalde Pedro Salgado Almaguer pidiera al Secretario del Ayuntamiento, Camilo Ramírez Puente, que preguntara el sentido de la votación, la modificación fue aprobada de manera unánime por los integrantes del Cabildo.

“Es para atender la situación en materia de Protección Civil ante la gran cantidad de sismos que se han dejado sentir en la entidad cada vez con mayor intensidad, con estas modificaciones se pretende evitar problemas que esta situación pudiera eventualmente provocar en San Nicolás”, dijo el munícipe.

“Esta situación, nos obliga a tomar medidas para reducir los efectos antes, durante y después de un sismo en un momento dado, o en algún otro estado de emergencia”, agregó el edil.

Salgado Almaguer señaló que el tema sismológico es nuevo para los nicolaítas, sin embargo, es de interés para su gobierno, como prevenir cualquier situación que pueda causar daños a la comunidad.

Por esta razón, junto a estos cambios del Reglamento, se harán modificaciones al Atlas de Riesgos, para que éste contenga los diferentes niveles de la contingencia y las zonas que pudieran representar posibles sectores peligrosos cuando se registren sismos.

El dictamen aprobado señala que los principales cambios del Reglamento consisten en llevar a cabo inspecciones bajo mayores consideraciones, los inmuebles e instalaciones fijas y móviles de las dependencias, instituciones, organismos, industrias o empresas pertenecientes a los sectores público, privado y social, deberán contar con un Programa Interno de Protección Civil.

Dicho programa deberá ser elaborado, actualizado, operado y vigilado por la Unidad Interna de Protección Civil, que podrá ser asesorada por quien cuente con el registro actualizado correspondiente.

También estos inmuebles deberán contar con un programa de prevención, así como equipo y personal preparado para afrontar una situación que requiera de una actuación rápida, precisa y eficaz.

Las autoridades correspondientes dentro de sus respectivos ámbitos de competencia, deberán impulsar programas que permitan conocer de forma clara mecanismos de prevención y autoprotección, así como elaborar, estructurar y promocionar campañas de difusión sobre temas relacionados con protección civil.

Todos los establecimientos con excepción de los de bajo riesgo, obligatoriamente deberán contar con el estudio de ocupación máxima de personas en el mismo (aforo) y colocar en el acceso principal del mismo.

en un lugar visible, la capacidad máxima de personas que debido a las características físicas del establecimiento puede tener sin presentar un riesgo para los asistentes.