Implementa San Nicolás Programa Alcalde por un Día

Como un estímulo para que los alumnos de las escuelas públicas y privadas del municipio de San Nicolás hagan un mayor esfuerzo por superarse académicamente, el Gobierno de la Ciudad implementó el Programa Alcalde por un Día.

La mañana de este lunes 29 de abril, la niña Karelli Lizeth Garay Salazar, alumna de la Primaria Leona Vicario, ubicada en la Colonia Constituyentes de Querétaro, fue reconocida por el promedio escolar que ha obtenido en el plantel y rindió protesta como Alcaldesa por un Día ante el presidente municipal, Zeferino Salgado Almaguer.

La menor, estudiante del 5º Grado de Primaria, encabezó junto con su homólogo, la asamblea cívica, los Honores a la Bandera, la entrega de equipo deportivo para el plantel y la siembra de un árbol en el patio de la escuela, además de un festejo del Día del Niño y una asamblea vespertina.

También visitó el edificio de la Presidencia Municipal, donde conoció la Sala de Cabildo, la galería de ex alcaldes y el despacho del alcalde, donde el edil le hizo entrega de una tableta como premio por su aprovechamiento académico.

Por la tarde, la Karelli Lizeth acudió a entregar una serie de apoyos solicitados a la Presidencia Municipal y recorrió los murales que fueron pintados en los frentes de las casas de su colonia, como parte del Programa Ciudad Mural, proyecto implementado por el ayuntamiento nicolaíta.

La alcaldesa recibió además como un aliciente para que continúe su esfuerzo escolar, la cantidad equivalente a un día de trabajo del Presidente Municipal.

En su mensaje a los alumnos, el edil mencionó que para ser súper héroes únicamente es necesario hacer siempre lo correcto, como por ejemplo ser obedientes con maestros y papás, hacer su tareas, colaborar en las labores del hogar y tirar la basura en su lugar.

La menor mencionó que a pesar de que de grande le gustaría ser doctora, también quisiera ser alcaldesa, pues en ambos trabajos se ayuda a la gente.

“(Ser alcaldesa por un día) no se gana así nada más, ni siendo un alumno mal portado, hay que luchar, hacer sus trabajos, esforzarse, que los maestros vean que tienen ganas de aprender”, dijo la alumna.

“Me voy a seguir esforzando, porque es muy difícil llegar a ser alcalde por un día y estoy muy feliz porque de tantos alumnos, yo pude serlo”, agregó.