Firman convenio con la UVM para buscar una Movilidad Urbana Sustentable

Una comunidad educativa que contribuya con la autoridad municipal en el desarrollo de estrategias y proyectos de impacto social para contribuir favorablemente en el ecosistema, es el objetivo del convenio de colaboración que firmaron la Universidad del Valle de México y el Gobierno de San Nicolás, la tarde de este jueves.

El rector del Campus Monterrey Norte de la UVM, Jaime Flores y el alcalde de San Nicolás, Zeferino Salgado Almaguer, signaron el documento con el que ambas partes se comprometen a trabajar de manera conjunta en pro del fortalecimiento de la movilidad urbana y la protección del medio ambiente.

“La finalidad de este trabajo vinculado, es generar un cambio cultural que permita a la población estudiantil moverse de otra forma, tenemos que generar la concientización y romper paradigmas”, dijo el rector del campus.

“Debemos generar esa infraestructura de ciudad que permita desplazarse, acceder a parques, a centros comerciales, a la educación y tener una vida decorosa”, agregó.

Jaime Flores explicó que en cinco kilómetros a la redonda del campus, viven aproximadamente mil alumnos de la UVM, y que toda la comunidad estudiantil ayudó respondiendo una encuesta que será el punto de partida para la generación de los proyectos urbanos que se realizarán en la zona.

Se dio a conocer que el primer proyecto que desarrollará el Centro de Investigación, Innovación y Desarrollo Tecnológico de la UVM, será precisamente el de Movilidad Urbana Sustentable con el Municipio de San Nicolás.

En él se realizarán estudios técnicos para identificar la problemática de movilidad de la comunidad de la UVM y sus comunidades vecinas, ya que se informó que el 73% de estudiantes que asisten al campus, son de San Nicolás y de ellos, el 46% viven a cinco kilómetros a la redonda.

Se explicó que este Programa de Movilidad Urbana busca elaborar proyectos conceptuales que incluyan infraestructura para caminar, usar bici, scooter, o la incorporación de nuevas rutas de transporte urbano y escolar.

También se contempla la creación de un plan piloto, que incluya habilitar la utilización de medios de transporte no motorizados, para posteriormente realizar el proyecto ejecutivo que contenga rehabilitación de banquetas, ciclovías y cruces seguros, entre otras características, todo con el fin de reducir los viajes en vehículos automotores, disminuir la contaminación, mejorar la imagen urbana y recuperar el sentido de comunidad para fortalecer el tejido social.