Inician cursos para capacitarse y convertirse en emprendedores

Un total de 160 nicolaítas emprendieron este lunes el camino para convertirse dentro de seis meses en emprendedores, al iniciar los diversos clústers que imparte el Instituto de Planeación y Desarrollo Municipal de San Nicolás.

Estos cursos se imparten en las áreas de Alta Costura, Cosmetología y Belleza, Tecnologías de la Información (Computación) y Repostería Fina; tienen una duración de tres meses en teoría y prácticas y otros tres meses de asesoría empresarial, para que al egresar cuenten con todas las herramientas para autoemplearse y contribuir a la economía de sus hogares.

La idea es incentivar el emprendimiento, que abran su propio negocio, por eso la capacitación, cómo arrancarlo, cómo operarlo y administrarlo, para que cuando salgan al mercado, ya tengan un plan de trabajo, vean cuáles son sus áreas de oportunidad, sus habilidades y sus amenazas”, dijo Alfredo Cuadra Tinajero.

El Director del Inpladem agregó que estos cursos son permanentes y cada vez son más las personas que se inscriben para participar en ellos, ya que cada seis meses egresa una nueva generación de emprendedores.

Con estos programas, indicó, el Gobierno de San Nicolás busca preparar al ciudadano para obtener mejores empleos, enriquecer los conocimientos y satisfacer el deseo de los participantes de incursionar en el mundo empresarial, iniciar su propio negocio, formar microempresas y fortalecer la economía del hogar sin descuidar a la familia.

“Tenemos jóvenes, adultos y adultos mayores, hombres y mujeres, al egresar se les da seguimiento y lo más importante es que prácticamente la mitad de las personas que toman estos cursos, en menos de un año tienen ya un autoempleo o un trabajo formal”, comentó.

Se dio a conocer que el Programa de Clústers tiene más de 12 años brindando a los nicolaítas las herramientas para ayudarles a ser parte del desarrollo económico de no sólo de la Ciudad, sino también del Estado y del país.

En el Clúster de Tecnologías de la Información, los alumnos reciben capacitación para reparar equipos de cómputo, así como para instalar sistemas y redes de circuito cerrado, en el Clúster Textil, las egresadas salen convertidas en diseñadoras de ropa casual, de vestidos de noche y de boda; en el de belleza aprenden colorimetría, pigmentación, peinado, maquillaje y corte de cabello, y las que concluyen su curso de repostería egresan convertidas en especialistas en panadería dulce y salada.